Seleccionar página

DESCODIFICACIÓN BIOLÓGICA – NUEVA MEDICINA GERMÁNICA

La Descodificación es el arte de acompañar a la persona a encontrar la emoción oculta que generó esa enfermedad o síntoma, liberar ese estrés emocional  y así favorecer la curación. 

La base está en comprender que siempre antes de la aparición de un síntoma -sea físico o un problema en nuestra existencia- la persona ha vivido un conflicto biológico o bioshock, definido como una situación vivida en soledad, inesperada, dramática, sin solución y sin expresión.

“Esa enfermedad me vino a mostrar por fuerza mayor lo que hace tiempo oculté”.

Cuando lo hacemos consciente tenemos la posibilidad mediante el aprendizaje de poder trascenderlo.



Reseña sobre los descubrimientos en la Nueva Medicina Germánica del Dr. Ryke Geerd Hamer

El Dr. Ryke Geerd Hamer, antaño afiliado con las universidades de Munich y de Tubinga, en Alemania, estableció la Nueva Medicina Germánica tras intensa investigación y trabajo terapéutico comenzados alrededor de 1979. La Nueva Medicina Germánica es un grupo de descubrimientos y principios que establecen sólidamente la naturaleza de la enfermedad sobre la base de principios biológicos universales y la interacción de los tres niveles que se interconectan para formar al organismo: la psique, el cerebro y los órganos.

En la Nueva Medicina Germánica, las enfermedades tienen pleno sentido biológico y no son errores de la naturaleza. De hecho, hoy en día podemos categorizar la mayoría de las enfermedades conocidas por la medicina como pares de eventos. Estos pares en realidad constituyen programas de la naturaleza que vinculan hechos psicológicos con ocurrencias biológicas. Los programas han sido diseñados por la naturaleza para ayudar a un individuo a sobrellevar un desafío y/o como mecanismo de selección para el grupo.

El Dr. Hamer se dio cuenta de que su propio cáncer, así como la muerte de su mujer tenían que estar conectados con el trágico baleo y ulterior muerte de su hijo Dirk. Como médico, investigador científico, y jefe de medicina interna en una clínica oncológica en Munich, le fuel posible al Dr. Hamer llegar a la conclusión de que un hecho físico puede producir un choque conflictivo biológico con una manifestación física visible en el cerebro y generando cambios en parámetros físicos-nerviosos conducentes a crecimientos, ulceraciones o necrosis cancerosas, así como cambios funcionales en órganos específicos del cuerpo.

Después de más de veinte años de investigación y terapia con más de 31.000 pacientes, el Dr. Hamer estableció en forma lógica y empírica como es que el shock conflictivo biológico causa una fase fría de crecimiento o necrosis y cómo, si se resuelve el conflicto, el proceso canceroso o necrótico se invierte para reparar los daños y permitir al individuo la vuelta a la salud.